dimecres, 16 de juliol de 2014

Como un capullo

Tendría que besar con más intensidad los lugares de este mundo. Podría creer en las personas y jamás olvidar quien soy. Podría establecer las normas de mis pensamientos, los hechos incoherentes que me rodean y dominarlos con una sola mirada, un solo tono de voz; en una única y honesta expresión de amor. Me gustaría, desearía, olvidar los temores del olvido, los paisajes a los que he sobrevivido, he disfrutado y a la vez maldecido. ¿Seré como un robot que sólo domina el espacio? ¿Seré que hecho de menos las incongruencias y los corazones rotos de la adolescencia? ¿Será que he madurado? ¿O que he generado más miedos fruto del (des)conocimiento? Podría perder los temores de la causa y del efecto, sólo vivir el momento placentero del mismo vivir. Recorrer este mundo como una amapola para un día marcir y poder decir que aun habiendo perdido la habilidad de crear, de producir, lo compensa el volar. Será que me siento aún un capullo, o será que aun no me he dejado caer en un lugar para descansar?

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada